Como nos afecta el coronavirus

Ya se que todos estáis sobre saturados de información sobre el coronavirus, pero no podía dejar de explicar como me ha afectado a mi personalmente y a aquellos que tengo más cerca y/o colaboran conmigo.

Así que lo que voy a hacer es empezar desde el principio, bueno desde mi principio, por que entiendo que cada uno tendrá el suyo.

  • Miércoles 11 de Marzo: Como cada dos semanas acudo a Ibiza a supervisar las obras que estamos llevando en la isla. A día de hoy no llevo ninguna como Dirección de Ejecución, ya que la que estaba llevando acabó a finales del año pasado. Desde Ai ESTUDIO, tenemos pendiente de arrancar este año, un par de obras ya cerradas, pero de momento estamos en fase de licitación, ya os iremos contando más adelante. Bueno que me voy por las ramas…los viajes a Ibiza, son para mi otra faceta, y es la de Gestión a Empresas Constructoras, y en este caso a URBAN G4, que les llevo la Dirección de Construcción en sus obras a nivel Nacional. Pues como os decía el 11 de Marzo acudimos a la reunión semanal de la obra, junto con la Dirección Facultativa y el Promotor. El día anterior propuse al Jefe de Obra dar una charla a todo el personal en obra, sobre el coronavirus, sobre todo hacer hincapié en que se limpiasen y lavasen las manos en repetidas ocasiones a lo largo del día, a que en la medida posible mantuviesen la distancia, y a que sobre todo que intentasen no relacionarse con más gente que la propia de la obra, algo complicado, ya que esto implicaba no salir a bares, restaurantes, etc., todo ello para evitar que el “bichito” entrase en obra. Durante la reunión de obra se explicó el protocolo que la constructora URBAN G4, había implantado para evitar que el “bicho” entrase en obra, y la verdad que a todos los asistentes les pareció que íbamos por el buen camino.
  • Jueves 12 de Marzo: Al siguiente día, en este caso, fue el Promotor quién de primera mano quería explicar a los trabajadores lo que suponía que este “bichito” entrase en la obra, y ya no por el avance de la obra, sino por la salud de los allí presentes. La verdad que poco a poco a todos nos iba entrando en la cabeza que esto era algo más serio de lo que a priori parecía. Y lo digo así, ya que el martes pensaba que esto no iba con nosotros, y dos días más tarde, ya era un tema recurrente en cualquier conversación de bar.
  • Viernes 13: Una fecha para olvidar…mi mujer y yo antes de que oficialmente se suspendiesen las clases, decidimos que ese día los niños se quedaban en casa, y fui yo quien se quedó con ellos. La verdad que todo pasaba muy rápido, y casi sin pensarlo mi familia y yo entramos en cuarentena. El fin de semana y antes de que se declarase el estado de alerta decidimos salir a la montaña con los peques para que nos diese el aire y así poder desconectar de todo esto que nos golpea día a día.
  • Lunes 16 de marzo: Y empezaba una semana distinta, yo siendo aparejador itinerante, esta semana no iba a ir a ningún lado. Me tocaba quedarme en casa con los peques, e intentar “teletrabajar”. Este lunes fue el lunes del desconcierto…que hacemos paramos las obras, no las paramos, pero si no las paramos estamos infringiendo alguna norma…como aseguramos que los trabajadores no se contagien…y fue entonces cuando una lluvia de correos electrónicos empezó a invadir nuestro buzón de entrada. Correos con protocolos a seguir en las obras y medidas a tomar, y seguían las dudas de que hacer con las obras. Y yo creo que como todos empezamos nosotros también a enviar correos electrónicos a las diferentes constructoras para que de una forma u otra nos indicasen como Coordinadores de Seguridad y Salud, y parte integrante de la Dirección de Obra, de qué forma iban a actuar en las obras y qué medidas iban a tomar para poder continuar con los trabajos.
  • Martes 17, miércoles 18, jueves 19, viernes 20: van pasando los días. Por la mañana intento trabajar desde casa, haciendo lo que puedo, mientras doy de desayunar a los peques, los visto e intento entretenerlos, entre llamada y llamada de teléfono. Y es que ya son más de cinco días encerrados en casa y la verdad que todos hacemos lo que podemos.

Es en momentos como este, cuando surgen las mejores ideas y estas hay que aprovecharlas.

Me pongo a pensar y en menos de una semana todo a cambiado mucho…no sabemos el tiempo que estaremos encerrados, es verdad que el pasado fin de semana cuando el presidente del gobierno anunció el estado de alarma, y dijo que era por 15 días, todos ya sabíamos que esto iría para más. Hoy 22 de marzo, cuando ya han pasado 7 días, y según las noticias aún no hemos tocado techo, todo augura que por lo menos nos queda todo el mes de marzo y seguramente el mes de abril.

Ahora tan solo nos queda esperar, esperar a que todo pase lo antes posible y que cuando todo pase todo vuelva a la “normalidad”, sí eso es lo que queremos, aunque también sabemos que esto no será así. Vienen tiempos de cambio y tiempos para reinventarse, aprovechemos estos días para formarnos o por el contrario reinventarnos. Es en momentos como este, cuando surgen las mejores ideas y estas hay que aprovecharlas.

Share your thoughts