Por que me hice autónomo

De asalariado a Ai Estudio

Desde que tengo uso de razón, miraba a mi padre como aquella persona que además de ser mi padre, era padre de varios trabajadores. El fue uno de aquellos emprendedores de aquellos años que decidió en un momento dado tener su propia empresa y dedicarse a aquello que más le gustaba.

La libertad de decidir, la libertad de hacer y la libertad de trabajar en lo que te gustaba fue lo que en su día le movió a con otro socio montar su empresa. Es verdad que este primer intento no acabó todo lo bien que uno esperaba, pero de eso se trata de buscar tu lugar en el mundo y acabar trabajando de aquello que te gusta.

Yo tuve la suerte de acabar la carrera de Arquitectura Técnica, en una época donde lo que no había eran eso, Arquitectos Tecnicos, y tenía la libertad y la posibilidad de elegir el trabajo que se adaptase a tus exigencias, dado que estábamos en un periodo de una gran actividad en la Construcción, y lo que escaseaban eran eso, Arquitectos Tecnicos. Prácticamente las empresas nos esperaban al salir de la Escuela para reclutarnos, como Jefes de Obra, lo que te daba esa libertad para poder escoger.

Centro Comercial Socco Alto, Tanger

Rondaba el año 2001 en con el Euro ya entre nosotros y ese chute de inversión que hacía que en la construcción se invirtiese más y más, y aquí empezó mi vida laboral enfocada a la construcción, después de un poco más de cuatro años de carrera. Como casi todos los que acabábamos la carrera o incluso sin acabar, nos íbamos de cabeza a las constructoras que era donde más demanda había de Aparejadores, en nuestro sector. Y ahí es donde empezó todo, primero como ayudante de Jefe de Producción con la realización de 150 viviendas, luego de Jefe de Producción en Murcia con 60+42 viviendas, y entonces decidí probar otras cosas. Me fui a SGS para ver cómo era eso del control de calidad, luego estuve en una empresa de rehabilitación de fachadas y estructuras, y de ahí al Corte Inglés, para gestionar el Departamento de Edificacion de la División Comercial.

Estos devaneos por el mundo de la construcción, no hicieron más que darle una visión de lo que se podía hacer, de los diferentes tipos de negocios que rondan alrededor del mundo de la construcción, y así saber y aprender de las salidas laborales que teníamos a nuestro alcance.

Pero al final el agua vuelve al río y yo volví a una Constructora como Jefe de Producción de una obra colosal con una facturación de más de 30 millones de Euros. Empezamos la construcción de la estructura de un centro comercial en Murcia y dirigí desde mi cargo a otros tantos Jefes de Producción, en el Centro Comercial El Tiro. Esos meses fueron frenéticos, y realizamos 250.000 m2 de estructura en apenas 6 meses, y ya que estábamos nos quedamos a hacer la fase de Albañilería y acabados de la cual ya fui Jefe de Obra.

Centro Comercial El Tiro, Murcia

Esta macro obra de más de 60 millones de euros de contratación me enseñó a dirigir a un gran equipo de más de veinte técnicos y encargados de obra. Aprendimos como poder gestionar el tiempo y el dinero para conseguir unos grandes resultados y aún más nos abrió el paso a poder realizar otro gran Centro Comercial en Cordoba y en Tanger.

Pero aún me faltaba algo…siempre tenía en la mente que esto sería un paso, un paso hacia algo más, siempre tenia en mente aquel pequeño pensamiento de montar junto a mi compañero de carrera un pequeño estudio de Arquitectura Técnica, el cual dirigiríamos nosotros y desde el cual ayudaríamos a nuestros clientes a hacer sus sueños realidad.

Pero antes de eso, aún me tocaría correr mucho, viajar mucho y tocar otros palos como es el tema de las licitaciones y concursos públicos, tema en el cual estuve inmerso dos largos años en el cual figure como Jefe de Estudios de una gran empresa Constructora, y desde el cual intentaba dirigir a un pequeño equipo de unos cinco técnicos de estudios. Largos años, por que se me hicieron eternos, ya que desde poco después de entrar, ya tenia claro que ese no era mi lugar y que ahora más que nunca tenía que dar el paso.

Fue entonces cuando me decidí, sin apenas soltar una liana, ya estaba cogida en otra, y empecé a moverme para poder salir lo antes posible. Contactos con antiguos compañeros, constructoras, despachos de arquitectura, contactos aquí y allá que me permitieron salir con dos o tres obras ya cogidas para empezar como Director de Ejecución de Obra.

12 viviendas en Cala Vadella, Ibiza

Una cosa llevo a otra y empecé también a colaborar con una constructora URBAN G4 con la que a día de hoy sigo colaborando en algún os proyectos ayudando a los Jefes de Obra a ser más eficientes y estructurados para que al final esto se vea en sus obras reflejado.

Como veis todo tiene un principio y un final, el principio fue cuando desde la universidad me veía con mi propio estudio, el final…aún está lejos o eso espero, y mientras tanto solo pienso en crear más proyectos y no parar, podcast, YouTube, formación etc. no hay que estancarse, esto solo lleva al aburrimiento y por lo tanto a la decepción, y lo que si hemos de hacer es no dejar de ilusionarnos por lo que hacemos. Como dijo Steve Jobs,

Stay hungry, stay foolish.

Steve Jobs

Comparte tus comentarios